DX en televisión

El DX de televisión consiste en captar emisoras de televisión fuera de su radio de alcance habitual. La recepción no es tan fácil cono en la radio, pero contando con el equipo adecuado y mucha paciencia se puede conseguir grandes resultados. Básicamente, este tipo de diexismo depende de la propagación.

Como todos sabemos, las emisiones de televisión no pueden ser recibidas a una distancia mayor, aproximadamente, de 80 kilómetros del emisor, ya que las ondas viajan en línea recta, sin rebotar en la atmósfera. Pero, en circunstancias especiales, las señales pueden reflejarse en la ionosfera, concretamente en la capa denominada "E esporádica". Este estrato atmosférico esta formado por nubes ionizadas que se desplazan sin una dirección definida, a una altura entre 20 y 500 kilómetros, y su aparición hace posible la recepción de emisoras de televisión procedentes de lugares situados entre 2000 y 5000 kilómetros. Las condiciones óptimas para el DX varían de acuerdo con la banda seleccionada y también con la situación meteorológica. Las emisiones de televisión se realizan en cuatro bandas, dentro de los segmentos de UHF y VHF. Las características de estas bandas son las siguientes:

  • VHF, Banda 1 : Abarca de los 41 a 68 MHz o lo que es igual: los canales 2, 3 y 4. En esta banda se obtienen las recepciones más lejanas y los resultados dependen de las nubes ionizadas situadas a gran altitud. La duración de las señales reflejadas varía entre algunos minutos y varias horas y la calidad de imagen puede ser muy buena.

  • VHF, Banda III : Su margen de frecuencia va desde los 164 a los 220 MHz, canales 5 al 11. Esta banda no proporciona resultados tan buenos como la anterior, ya que las condiciones óptimas de la capa E esporádica no se producen más de seis veces al año y la distancia de recepción varía entre 150 y 1500 kilómetros.

  • UHF, Bandas IV y V : Este es el margen más elevado de las transmisiones en televisión, de 470 a 861 MHz, recorriendo los canales 21 a 69. Sus características son bastante distintas a las descritas anteriormente. Normalmente la distancia no es mayor de 150 kilómetros, aunque ésta puede ser mayor, hasta 2000 kilómetros durante el invierno, sobre todo en días brumosos y situaciones de anticiclón. Es posible la recepción de buena calidad, incluso en color y con sonido.

El equipo necesario para el diexismo en televisión puede llegar a ser muy complicado, pero para iniciarse basta con el televisor familiar, aunque es preferible que esté preparado para recibir señales de distintas normas o estándares. Son preferibles los aparatos de sintonía manual a los sintonía automática. Respecto a la antena, ésta puede ser omnidireccional y multibanda, aunque en este caso el ruido y las interferencias pueden llegar a ser muy molestos. Si se quiere conseguir mejores resultados, entonces tendremos que instalar una antena para la banda de VHF, que cubra los canales 2, 3 y 4 y otra para las bandas IV y V de UHF, que también será efectiva para la banda III de VHF. Como estas antenas son direccionales se debe acoplar un rotor para permitir su giro y para conseguir la máxima calidad de recepción se debe instalar un preamplificador de antena que proporcione una ganancia mínima de 12 dB.

Una vez conocidos los fundamentos del DX en TV y contando con el equipo necesario, ya se puede uno lanzar a esta apasionante afición. En primer lugar, ármate de paciencia. Luego conecta el televisor y selecciona la banda deseada. usando el mando de sintonía o el selector de canales recorre lentamente esta banda y deténte al ver una imagen en la pantalla. Luego trata de identificar la emisora. Si lo que se ve es una carta de ajuste, será muy fácil ya que en ella suelen figurar todos los datos: nombre de la emisora, canal, etc. Si no es así, guiate por el aspecto de los presentadores, rótulos de programación y otros indicativos. Y siempre ten presente lo siguiente: sólo se podrán realizar buenos DX en las bandas de UHF durante los días invernales de situación anticiclónica y en las bandas de VHF durante un período que se extiende desde los meses de verano. Pero aquí no acaba el DX en televisión. Del mismo modo que se envían informes de recepción a las emisoras de radio y se obtienen sus QSL, también se puede conseguir QSL de emisoras de TV. ¿Como hacerlo? Es muy fácil, simplemente enviando una fotografía de la pantalla del televisor en el momento del DX. Las mejores fotos son las que reflejan la carta de ajuste, relojes y nombre de la emisora, ya que aportan una identificación completa. Además, se debe consignar en el reverso de estas fotos la fecha de recepción, la hora UTC y el canal. Se debe usar película de sensibilidad entre 100 y 400 ASA y ajustar la obturación a 1/30 de segundo o colocando la cámara en el símbolo de "nubes" o "flash", aunque éste último estará siempre desconectado. La cámara debe situarse en posición estática, colocada a 1 metro del televisor, de forma que resulte perpendicular al punto central de la pantalla y nunca se debe usar el flash. Quienes dispongan de un magnetoscopio o de un videocassette pueden conseguir mejores fotos con un sencillo truco: en primer lugar se graba las imágenes del DX; luego se reproducen paso a paso mediante el mando de 'pausa' y así se puede seleccionar los mejores cuadros de imagen.

Origen: MADRIDX número extra